Archivo de la etiqueta: frank suarez

acelerar-el-metabolismo-3

¿EN REALIDAD QUÉ ES EL METABOLISMO?

Gran cantidad de gente se queja de tener un “metabolismo lento” pero realmente, ¿qué cosa es el metabolismo?

Las definiciones en el diccionario de la palabra metabolismo pueden ser bastante técnicas o complejas. Ofrezco a los lectores la siguiente definición básica de “metabolismo” que encuentro fácil de entender:

metabolismo: la suma de todos los movimientos, acciones y cambios que ocurren en el cuerpo para convertir los alimentos y los nutrientes en energía para sobrevivir.

Son muchos los procesos, movimientos, acciones y cambios que el cuerpo humano realiza para poder sobrevivir: digestión, absorción, respiración, sistema inmune (defensa), circulación, eliminación, etc.  Cada uno de estos procesos tiene algo en común: movimiento.  El movimiento siempre conlleva el uso de energía.  Sin energía no hay movimiento. La materia, toda, está compuesta de energía enmovimiento. Aunque no podamos ver a simple vista los átomos que componen la materia al moverse en sus constantes órbitas, sigue siendo cierto que toda la materia está compuesta de átomos que están en movimiento.

El cuerpo humano está compuesto de materia. Son componentes como agua, grasa, proteínascarbohidratos y minerales. Todas estas materias están animadas por la vida que hay en nosotros pero a su vez responden a las leyes de la física y los átomos.  Los organismos vivos, para sobrevivir, deben poder tener movimiento.  Pero el movimiento deberá ser un movimiento ordenado y a un ritmoadecuado.  Ejemplo: si nuestro corazón va a un ritmo demasiado lento sería un riesgo casi igual de severo que si va a un ritmo demasiado rápido. Para sobrevivir, el cuerpo humano necesita tener movimiento pero este movimiento deberá ser a un ritmo adecuado, ni muy lento ni muy rápido.

El metabolismo es la suma total de todos los movimientos que el cuerpo ejecuta para poder existir como cuerpo. Cuando decimos que tenemos un “metabolismo lento” en realidad estamos diciendo que el movimiento del cuerpo no está ocurriendo al ritmo óptimo.

Existen factores de salud, de nutrición y de estilos de vida que reducen el ritmo del movimiento de los procesos del cuerpo.  Existen también otros factores que agilizan, aceleran y contribuyen a aumentar el ritmo del movimiento de los procesos del cuerpo.

La gente asocia el llamado: “metabolismo lento” con una fuerte dificultad para bajar de peso.  No obstante, tener un “metabolismo lento” es algo que puede llegar a ser realmente peligroso. Esto es debido a que cuando el metabolismo es demasiado lento todos los procesos del cuerpo también son lentos y ello se puede reflejar en estreñimiento, acumulación de tóxicos, mala circulación, muchas infecciones, mala digestión, sobrepeso y obesidad, entre otras.

El libro Poder del Metabolismo trata sobre cómo reconocer estos factores y cómo utilizar los conocimientos al respecto para mejorar nuestro metabolismo y con él, nuestra salud.

Frank Suárez
Especialista en obesidad y metabolismo

Alimentos-metabolismo-e1402087926200

¿EN REALIDAD QUÉ ES EL METABOLISMO?

Gran cantidad de gente se queja de tener un “metabolismo lento” pero realmente, ¿qué cosa es el metabolismo?

Las definiciones en el diccionario de la palabra metabolismo pueden ser bastante técnicas o complejas. Ofrezco a los lectores la siguiente definición básica de “metabolismo” que encuentro fácil de entender:

metabolismo: la suma de todos los movimientos, acciones y cambios que ocurren en el cuerpo para convertir los alimentos y los nutrientes en energía para sobrevivir.

Son muchos los procesos, movimientos, acciones y cambios que el cuerpo humano realiza para poder sobrevivir: digestión, absorción, respiración, sistema inmune (defensa), circulación, eliminación, etc.  Cada uno de estos procesos tiene algo en común: movimiento.  El movimiento siempre conlleva el uso de energía.  Sin energía no hay movimiento. La materia, toda, está compuesta de energía enmovimiento. Aunque no podamos ver a simple vista los átomos que componen la materia al moverse en sus constantes órbitas, sigue siendo cierto que toda la materia está compuesta de átomos que están en movimiento.

El cuerpo humano está compuesto de materia. Son componentes como agua, grasa, proteínas, carbohidratos y minerales.  Todas estas materias están animadas por la vida que hay en nosotros pero a su vez responden a las leyes de la física y los átomos.  Los organismos vivos, para sobrevivir, deben poder tener movimiento.  Pero el movimiento deberá ser un movimiento ordenado y a un ritmoadecuado.  Ejemplo: si nuestro corazón va a un ritmo demasiado lento sería un riesgo casi igual de severo que si va a un ritmo demasiado rápido. Para sobrevivir, el cuerpo humano necesita tener movimiento pero este movimiento deberá ser a un ritmo adecuado, ni muy lento ni muy rápido.

El metabolismo es la suma total de todos los movimientos que el cuerpo ejecuta para poder existir como cuerpo. Cuando decimos que tenemos un “metabolismo lento” en realidad estamos diciendo que el movimiento del cuerpo no está ocurriendo al ritmo óptimo.

Existen factores de salud, de nutrición y de estilos de vida que reducen el ritmo del movimiento de los procesos del cuerpo.  Existen también otros factores que agilizan, aceleran y contribuyen a aumentar el ritmo del movimiento de los procesos del cuerpo.

La gente asocia el llamado: “metabolismo lento” con una fuerte dificultad para bajar de peso.  No obstante, tener un “metabolismo lento” es algo que puede llegar a ser realmente peligroso. Esto es debido a que cuando el metabolismo es demasiado lento todos los procesos del cuerpo también son lentos y ello se puede reflejar en estreñimiento, acumulación de tóxicos, mala circulación, muchas infecciones, mala digestión, sobrepeso y obesidad, entre otras.

El libro Poder del Metabolismo trata sobre cómo reconocer estos factores y cómo utilizar los conocimientos al respecto para mejorar nuestro metabolismo y con él, nuestra salud.

Frank Suárez
Especialista en obesidad y metabolismo

obesidad

¡EPIDEMIA DE OBESIDAD Y DIABETES!

El sobrepeso y la obesidad han crecido a proporciones epidémicas.  Por lo menos así lo considera el Departamento de Salud del gobierno de los Estados Unidos.
Se calcula que un 68.0% de la población tiene sobrepeso y que un 24.7% (1 de cada 4 personas) está ya en obesidad. El término “obesidad” no quiere decir lo mismo que “sobrepeso”.  “Obesidad” quiere decir estar por lo menos 20% más arriba del peso normal para nuestra estatura.  Todas las personas obesas tienen sobrepeso, pero no todos los que  tienen sobrepeso están obesos.
Incluso, la obesidad infantil ha tenido un aumento constante desde hace décadas y lo mismo ha pasado con la diabetes infantil.
La Asociación Americana del Cáncer ha publicado estudios que demuestran una incidencia de cáncer muchísimo más alta en las personas que tienen sobrepeso.  Por mencionar algunos ejemplos, las mujeres con sobrepeso experimentan un 112% de incidencia mayor de cáncer en los senos. Los hombres con sobrepeso experimentan un 352% más de incidencia de cáncer del hígado (fuente: NAASO, The Obesity Society, Study on Obesity).  O sea, estar sobrepeso es un verdadero riesgo a la salud.
Podríamos decir sin temor a equivocarnos que se está perdiendo la batalla contra la obesidad a nivel nacional.  Cada vez hay más gente obesa.  Como la obesidad está relacionada a las condiciones de alta presión arterial, altos triglicéridos, alto colesterol y diabetes, las estadísticas también reflejan aumentos anuales en estas condiciones.  Las ventas de medicamentos para estas condiciones son un buen indicador de la magnitud del problema. En los últimos 10 años, las compañías farmacéuticas han roto su propio récord de ventas de los medicamentos asociados a estas condiciones. Es una pena decirlo, pero la gente obesa y enferma es un buen negocio para las farmacéuticas.
Es evidente que ninguno de nosotros tiene el poder para cambiar la totalidad de la sociedad.  No obstante, cada uno de nosotros sí tiene el poder de mejorar el conocimiento y la responsabilidad con la que se alimentan nuestros seres queridos. Si cada uno se hace responsable de mejorar a su propia familia cercana y si todo el mundo hiciera lo mismo, en muy poco tiempo habríamos mejorado a toda la sociedad. Lo que si es cierto, es que si no hacemos nada al respecto, ni siquiera con nuestros seres queridos, habremos sido cómplices de la creación de estados de salud deficientes para nuestros seres queridos y sus futuras generaciones.
Frank Suárez
Especialista en obesidad y metabolismo
Pills

Las “pastillas milagrosas” para bajar de peso

En el periódico de hoy me enteré de que la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos impuso multas ascendentes a 25 millones de dólares por anuncios engañosos a varias firmas que venden productos para perder peso. Las multas son a los fabricantes y compañías distribuidoras de productos como TrimSpa®, CortiSlim®, Xenadrine EFX® y a la vitamina One-A-Day® de la compañía farmacéutica Bayer AG. Bayer pagará la multa más alta de todas que suma $3.2 millones de dólares por su vitamina One-A-Day®.

Estas multas fueron impuestas por la FTC debido a que estas firmas anunciaban en su publicidad que estas píldoras, con sus ingredientes naturales, podían ayudar a deshacerse de las libras de sobrepeso sin esfuerzo, activando el metabolismo o suprimiendo el apetito. Las multas son por promover como cierto algo que no es verdad: que de alguna forma estas pastillas podían quitarnos la responsabilidad de alimentarnos adecuadamente y hacer ejercicio.

Estos productos multados, todos, contienen ingredientes naturales que han demostrado que ayudan al metabolismo, controlan el apetito y ayudan a rebajar. Ahí no es que está el problema. El problema es que se le dé la impresión al consumidor de que solamente tomando este tipo de “pastilla milagrosa” y sin cambiar nada más la persona deba esperar una pérdida de grasa o peso.

La realidad es que no existe ninguna “pastilla milagrosa” ni jamás podrá existir. Es nuestro metabolismo el que controla la utilización o almacenamiento de energía en el cuerpo. Cuando nuestro cuerpo convierte los alimentos que consumimos en energía todo marcha bien. Pero, cuando nuestro cuerpo convierte una parte de los alimentos que consumimos en energía para almacenar esa energía se convierte en grasa. Es un problema de METABOLISMO, no solamente un problema de “la dieta”.

Las personas que sufren de un “metabolismo lento” continúan engordando aunque hagan dieta. Muchas veces, por desconocimiento o desesperación, deciden hacer una “dieta de hambre” y lo único que logran es deshidratar su cuerpo logrando una falsa pérdida de peso que es sólo de agua y músculos, no de grasa.

La verdad es la verdad. No existen las “pastillas milagrosas”. Hace muchos años que me di cuenta de que lo único que funciona es una combinación de dieta correcta, suplementos naturales que le ayuden a mejorar el metabolismo, conocimientos sobre como mejorar el metabolismo y ejercicio físico (una vez la dieta correcta le provee la energía para hacerlo). Así que hacen falta 4 elementos básicos para tener éxito: dieta, suplementos, conocimientos y ejercicio. Ninguna “pastilla milagrosa” por sí sola lo va a lograr.

De hecho, se puede lograr hasta sin los suplementos. Pero, la realidad es que las personas que están obesas están en un mal estado de salud y tienen muy poca energía. Por eso los suplementos naturales que ayudan a levantar la energía y el uso de unas buenas vitaminas es tan importante.

Recientemente empezamos a ofrecer los productos RelaxSlim (www.relaxslim.com) que se formularon tomando en cuenta el problema del “metabolismo lento” que afecta a la mayoría de las personas que están sobrepeso. Hacemos un esfuerzo por no venderles a las personas uno de los suplementos naturales (Relax Slim, Metabolic Protein, COCO-10 PLUS) si la persona insiste en querer obtener de nosotros una “pastilla milagrosa”. Siempre insistimos que la ayuda más IMPORTANTE es obtener el CONOCIMIENTO que está en el libro “El Poder del Metabolismo”. Hace años que me di cuenta de que si la persona no aprende a utilizar la dieta correcta y no cambia sus malos hábitos por un mejor “estilo de vida” simplemente no lo va a lograr. Nos da un trabajo increíble convencer a las personas que nos llaman de que TIENEN que aprender a mejorar su dieta y sus hábitos. Como a muchos no les gusta leer tuvimos que desarrollar un DVD para explicarles la “Dieta 2×1” y dejarles saber la importancia de educarse sobre el tema del metabolismo para no bajar de peso y luego volver a “rebotar” ganando el peso nuevamente.

La idea de que puede existir alguna “pastilla milagrosa” está muy arraigada en nuestra sociedad. Debido a esto mismo cada año la gente gasta cientos de millones de dólares en “pastillas milagrosas” que aunque pueden ayudar a las personas no tienen nada de “milagrosas”. La realidad es que el sobrepeso y la obesidad tienen solución, lo he visto en más de 10,000 casos. Pero, no hay nada “milagroso” en el camino. La única solución es ENTENDER el problema del metabolismo para asumir responsabilidad por nuestra nutrición e implantar un “estilo de vida” y unos hábitos (incluye ejercicio) que nos devuelvan la salud y esa figura esbelta que todos merecemos y podemos tener.

Frank Suárez –Especialista en Obesidad y Metabolismo