Archivo de la etiqueta: epidemias

obesidad

¡EPIDEMIA DE OBESIDAD Y DIABETES!

El sobrepeso y la obesidad han crecido a proporciones epidémicas.  Por lo menos así lo considera el Departamento de Salud del gobierno de los Estados Unidos.
Se calcula que un 68.0% de la población tiene sobrepeso y que un 24.7% (1 de cada 4 personas) está ya en obesidad. El término “obesidad” no quiere decir lo mismo que “sobrepeso”.  “Obesidad” quiere decir estar por lo menos 20% más arriba del peso normal para nuestra estatura.  Todas las personas obesas tienen sobrepeso, pero no todos los que  tienen sobrepeso están obesos.
Incluso, la obesidad infantil ha tenido un aumento constante desde hace décadas y lo mismo ha pasado con la diabetes infantil.
La Asociación Americana del Cáncer ha publicado estudios que demuestran una incidencia de cáncer muchísimo más alta en las personas que tienen sobrepeso.  Por mencionar algunos ejemplos, las mujeres con sobrepeso experimentan un 112% de incidencia mayor de cáncer en los senos. Los hombres con sobrepeso experimentan un 352% más de incidencia de cáncer del hígado (fuente: NAASO, The Obesity Society, Study on Obesity).  O sea, estar sobrepeso es un verdadero riesgo a la salud.
Podríamos decir sin temor a equivocarnos que se está perdiendo la batalla contra la obesidad a nivel nacional.  Cada vez hay más gente obesa.  Como la obesidad está relacionada a las condiciones de alta presión arterial, altos triglicéridos, alto colesterol y diabetes, las estadísticas también reflejan aumentos anuales en estas condiciones.  Las ventas de medicamentos para estas condiciones son un buen indicador de la magnitud del problema. En los últimos 10 años, las compañías farmacéuticas han roto su propio récord de ventas de los medicamentos asociados a estas condiciones. Es una pena decirlo, pero la gente obesa y enferma es un buen negocio para las farmacéuticas.
Es evidente que ninguno de nosotros tiene el poder para cambiar la totalidad de la sociedad.  No obstante, cada uno de nosotros sí tiene el poder de mejorar el conocimiento y la responsabilidad con la que se alimentan nuestros seres queridos. Si cada uno se hace responsable de mejorar a su propia familia cercana y si todo el mundo hiciera lo mismo, en muy poco tiempo habríamos mejorado a toda la sociedad. Lo que si es cierto, es que si no hacemos nada al respecto, ni siquiera con nuestros seres queridos, habremos sido cómplices de la creación de estados de salud deficientes para nuestros seres queridos y sus futuras generaciones.
Frank Suárez
Especialista en obesidad y metabolismo