Archivo de la categoría: Metabolismo

El estreñimiento reduce el metabolismo

Se estima que aproximadamente el 40% de las mujeres y el 8% de los hombres padecen de estreñimiento.

El estreñimiento es una condición en la cual al cuerpo se le dificulta el importante proceso de eliminación.
Cuando existe estreñimiento el metabolismo se reduce y a la persona se le dificulta el adelgazar.
El estreñimiento es un factor causante del llamado “metabolismo lento”.

Los alimentos que consumimos son la fuente de energía para el cuerpo. Estos alimentos a través de los procesos del metabolismo pasan por la digestión, luego por los procesos de absorción, que principalmente ocurren en el intestino, y finalmente por el proceso de eliminación. Si cualquiera de estos procesos se ve afectado el metabolismo habrá de sufrir y la persona no podrá adelgazar.

Las causas principales del estreñimiento son: hipotiroidismo, infecciones con el hongo candida albicans y deshidratación (falta de agua). Es verdad que el consumo de fibra es importante pero aun las personas que no consumen casi ninguna fibra en su alimentación pueden tener un movimiento intestinal adecuado y no necesariamente padecen de estreñimiento.

Las personas con hipotiroidismo padecen de estreñimiento debido a que la glándula tiroides es la que controla todos los movimientos del cuerpo porque controla la energía del cuerpo. Para poder hacer cualquier movimiento hace falta tener energía. Las personas con hipotiroidismo tienen poca energía y eso ocasiona que tengan menos movimiento de lo usual en sus intestinos. El intestino tiene que moverse para poder expulsar los excedentes y tóxicos. Cuando el movimiento es deficiente la eliminación también lo será.

Por otro lado cuando un cuerpo se pone sobrepeso u obeso el hongo candida albicans, que es un habitante usual del intestino, se crece e invade una área sustancial del intestino. Este hongo lo tenemos TODOS los humanos dentro del cuerpo. Lo que pasa es que es un hongo que se alimenta de los carbohidratos refinados (harina, pan, pasta, arroz, azúcar, dulces, chocolates, frutas dulces, etc.). Si una persona abusa de este tipo de alimentos el hongo candida crece, y crece, y crece hasta invadir la mayoría del intestino. Cuando invade el intestino de forma agresiva se produce un severo estado de estreñimiento debido a que este hongo perfora las paredes del intestino y causa irritación. La irritación evita el movimiento del intestino y agrava el estreñimiento.

Por último, si la persona casi no toma agua o si consume refrescos de dieta el cuerpo se deshidratará a tal punto que se ocasiona un estreñimiento. Cuando el cuerpo está demasiado sediento de agua el intestino extrae demasiada agua de los alimentos y crea una masa fecal reseca y sólida que tapa el intestino. Sin agua suficiente no se puede mantener la humedad que permite el movimiento y la eliminación.

Para combatir una infección del hongo candida albicans se recomienda utilizar una dieta baja en carbohidratos refinados como la “Dieta 2×1” que se explica en mi libro “El Poder del Metabolismo”.Si no se reducen los carbohidratos no existirá una forma de reducir la colonia de hongos para que el intestino vuelva a funcionar. Lo otro que ayuda es utilizar un producto como COCO-10 PLUS™ que contiene aceite de coco orgánico y el suplemento japonés Co-Q10. El aceite de coco es funguicida (mata hongos) y el Co-Q10 aumenta la energía en las células del intestino. De hecho el COCO-10 PLUS™ es idealmente bueno para las personas que padecen de hipotiroidismo porque mejora la función de la tiroides mientras desintoxica al cuerpo de hongos, bacterias y parásitos.

Una ayuda MUY EFECTIVA para ayudar a una persona a regular su proceso de eliminación y controlar el estreñimiento es utilizar un suplemento de MAGNESIO. El magnesio es un mineral natural que se extrae de los vegetales como brócoli y logra que una persona se regule en ir al baño. Usar cápsulas de magnesio a diario logra regular totalmente el proceso de eliminación. O sea, con la ayuda de las cápsulas de magnesio una persona puede lograr que su movimiento intestinal sea regular. Contrario a los laxantes que contienen hierbas irritantes el magnesio es sutil en su efecto y no causa dolor intestinal ni trabaja como irritante del intestino. Hay personas que con sólo 2 cápsulas de magnesio al día logran regular el movimiento de su intestino y así controlan su problema de estreñimiento. Otros necesitan 3 o 4 cápsulas diarias dependiendo de la gravedad de su estreñimiento. Pero, la buena noticia es que el magnesio es natural, no es irritante y funciona para las personas que padecen de estreñimiento.

Tan pronto una persona empieza a utilizar las cápsulas de magnesio notará que no sólo podrá ir al baño con regularidad sino que también se le reducirán o eliminarán los dolores de espalda y muchas veces los dolores de cabeza. Los dolores de espalda muchas veces son causados por problemas en los músculos de la espalda y el problema principal de los músculos es la deficiencia de magnesio. Los expertos estiman que aproximadamente el 85% de a población está deficiente de magnesio.

Bueno, el punto es que si usted padece de estreñimiento tampoco podrá adelgazar. Si resuelve su problema de estreñimiento se le facilitará el bajar de peso porque su metabolismo no se verá afectado por el estado tóxico, ácido y falto de oxígeno que produce el estreñimiento. Si a usted le afecta este problema del estreñimiento consiga cápsulas de magnesio y empiece a tomarlas cada día. Si se le hace difícil conseguir unas cápsulas de magnesio que sean efectivas puede llamar (si vive en Estados Unidos) al número libre de cargos 1-866-568-9542 y ordenar un frasco de magnesio.

Sea como sea, hay que buscarle una solución al estreñimiento para poder mejorar el metabolismo y adelgazar.

Frank Suárez, Especialista en Obesidad y Metabolismo

Infección del hongo que engorda

Lo usual es considerar que toda aquella persona que está sobrepeso lo ha logrado comiendo más de la cuenta. Pero, esto no siempre es así. Hay distintos factores que causan obesidad porque reducen el metabolismo del cuerpo. Hay muchas personas que están obesas y sin embargo son personas que comen muy poco. Por otro lado también existen esos famosos “flacos que nunca engordan” aunque coman lo que coman.

Una de las razones principales por las cuales se les hace difícil rebajar a muchas de las personas obesas es que tiene su cuerpo infectado del hongo candida albicans. Las personas cuyo cuerpo están muy infectados de este hongo no rebajan ni aunque hagan la dieta correcta. Generalmente se desaniman porque hacen la dieta y no ven los resultados. Cuando el cuerpo está infectado del hongo candida ni siquiera el hacer ejercicio es efectivo para bajar de peso porque este hongo produce muchos tóxicos dentro del cuerpo que reducen el metabolismo. Los tóxicos producidos por el hongo candida albicans son ácidos y como los ácidos destruyen el oxígeno del cuerpo el metabolismo se reduce y a la persona se le hace imposible adelgazar. Lo que mantiene al metabolismo funcionando bien es el oxígeno y cuando el oxígeno se reduce el metabolismo se vuelve un “metabolismo lento”. El hongo candida es un causante principal de obesidad por esta misma razón.

Las personas que están infectadas de este hongo padecen de varios síntomas los tóxicos del hongo candida producen. Los síntomas principales son: picor en la piel, cansancio continuo, gases estomacales o intestinales, dolores de cabeza o migrañas, sinusitis, flujo vaginal, ardor al tener sexo, estreñimiento o diarrea y también produce irritabilidad emocional y hasta depresión. Naturalmente a estas personas se les hace casi imposible bajar de peso porque sus cuerpos están demasiado llenos de tóxicos y el metabolismo se pone extremadamente lento. Los tóxicos que produce el hongo reducen el oxígeno disponible a las células y estas personas tal parece que “engordan hasta de mirar la comida”.

Lo que ha causado estas infecciones de hongo candida son: el uso de antibióticos, una dieta demasiada rica en carbohidratos refinados (azúcar, dulces, chocolates, pan, pasta, arroz, etc.) y el uso de las hormonas femeninas (pastillas anticonceptivas y hormonas para la menopausia). Todos estos son factores que aceleran el crecimiento del hongo candida dentro del cuerpo lo cual termina siendo una infección a nivel de todo el cuerpo.

La mejor forma de atacar este hongo para reducirlo es cortándole su abasto de comida para debilitarlo. Como este hongo lo único que consume son los carbohidratos refinados (azúcar, dulces, chocolates, pan, pasta, arroz, etc.) hay que reducirle este tipo de alimento para que no siga creciendo dentro del cuerpo. Una dieta como la “Dieta 2×1” que se explica en mi libro “El Poder del Metabolismo” logrará que el hongo deje de seguir creciendo y engordándonos mientras lo vamos limpiando del cuerpo. Hay suplementos naturales como el COCO-10 PLUS™ que son efectivos para matar el hongo y ayudar a una persona a adelgazar. El COCO-10 PLUS™ contiene una alta proporción de “ácido láurico” que es una sustancia natural que es parte del aceite de coco y la cual tiene una acción funguicida (mata hongos) en el cuerpo. Por otro lado, el suplemento RELAX SLIM™ contiene varias hierbas y sustancias naturales que le paran el sistema reproductivo al hongo. Pero, la estrategia principal siempre esta compuesta de reducir los carbohidratos refinados mientras se ataca al hongo con los suplementos naturales. Si no se mejora la dieta habremos perdido el tiempo.

Sea como sea, de la misma forma que “todo lo que brilla no es oro” también es cierto que todo el que está sobrepeso no es porque esté comiendo demasiado. Si el cuerpo está infectado del hongo candida albicans se le va a hacer imposible bajar de peso si antes no trata la infección con la dieta correcta y los suplementos necesarios.

Frank Suárez, Especialista en Obesidad y Metabolismo

El “pan nuestro de cada día”

pan.jpg

Cuando deseamos adelgazar nos vemos obligados a reducir nuestro consumo de carbohidratos refinados (pan, pasta, harina, dulces, azúcar, etc.). Es la única forma de lograrlo porque este tipo de carbohidratos se convierten en glucosa (azúcar de la sangre) y el exceso de glucosa se convierte en GRASA con la ayuda de la hormona insulina que produce nuestro cuerpo. Por razones muy interesantes, que veremos a continuación, para muchas personas lo más difícil y “sacrificado’ es reducir su consumo de pan o pasta.

Después de 10 años de haberme dedicado a ayudar a las personas a recuperar su metabolismo y adelgazar he aprendido a reconocer los problemas de metabolismo que pueden causar las llamadas “intolerancias del cuerpo”. Todo el mundo sabe lo que es una “alergia” porque cuando alguien es alérgico a cierto alimento y lo consume la reacción alérgica es más que notable. Las alergias producen dolor de cabeza, picor, pérdida de respiración, flema, indigestión e inflamación lo cual se nota de inmediato en el cuerpo. Si una persona es alérgica a los mariscos y los llega a consumir puede hasta morir de la crisis o reacción alérgica que se ocasione.

Las “intolerancias” son un tipo de reacción negativa del cuerpo a cierto alimento las cuales no incluyen manifestaciones del sistema inmune (picor, flema, inflamación, etc.). Una “intolerancia” es un tipo de reacción negativa del cuerpo menos notable que una alergia. No obstante, cuando el cuerpo tiene una intolerancia a algún alimento y nosotros lo consumimos el metabolismo se reduce al punto que no podremos adelgazar. O sea, las “intolerancias” nos engordan porque reducen el metabolismo.

Los alimentos que más “intolerancias” causan son trigo, soya y maíz. En mi experiencia el alimento que más evita que algunas personas puedan bajar de peso es el trigo que es la fuente de donde se prepara nuestro “pan de cada día”. La pasta, los pasteles (bizcochos) y una parte importante de casi todas las otras comidas contienen trigo.

El trigo contiene una proteína llamada “gluten” que es una proteína que para muchos de nosotros nos evita adelgazar. El gluten ocasiona muchas veces una “intolerancia” que trae consigo estreñimiento, dolores de cabeza, cansancio, indigestión, gases y acumulación de agua en el cuerpo. Cuando una persona es “intolerante” al gluten que contiene el trigo se le hará imposible adelgazar además de que puede sentir desajustes emocionales como ansiedad, pérdida de memoria, desorientación y hasta depresión. Inclusive se ha visto que muchos niños y adultos que hoy están siendo diagnosticados con la enfermedad de moda de los psiquiatras “Síndrome de Deficiencia de Atención” (A.D.D. o A.D.H.D. en Inglés) realmente lo que tienen es una intolerancia al gluten. Si hacen una dieta libre de trigo y gluten muchos de ellos empiezan a ser “normales” nuevamente.

Hay una enfermedad llamada “celiac disease” que pocos doctores saben diagnosticar. Es una enfermedad causada por una severa intolerancia a la proteína del gluten que está en el trigo. Hay familias que sufren muchísimo con enfermedades extrañas y problemas de tipo emocional o de comportamiento solamente porque desconocen que son intolerantes al gluten. Algunos de ellos terminan drogados con antidepresivos lo cual termina de agravar su obesidad.

Algo interesante es que se descubrió que el gluten del trigo contiene una sustancia que funciona como opiado. Un “opiado” es una sustancia que tiene efectos parecidos al opio (la fuente de las drogas morfina y heroína) y que tiene un poder adictivo. ¡Es por esto que muchas personas que están sobrepeso u obesas están también adictas al pan! Ven una bandeja de pan y la boca les babea y algo muy dentro de ellos les dice a gritos: ¡DÁMELO!

Conozco este tema por carne propia. Cuando quise bajar de peso fui descubriendo que mi cuerpo era uno de esos cuerpos que no quiere nada que tenga que ver con el gluten o trigo. Cuando yo comía un poco de pan o pasta sentía que mi cuerpo se sentía más pesado y observaba que la ropa me quedaba más apretada. Pero, además de eso, no podía adelgazar aunque hiciera la dieta que hiciera. Con el tiempo descubrí que el gluten ocasiona una reacción en mi cuerpo que lo obliga a retener agua y por eso toda la ropa se sentía más apretada. Descubrí que si evitaba totalmente el gluten y los productos o salsas con trigo podía adelgazar.

En mi libro “El Poder del Metabolismo” dediqué un capítulo al tema de las “intolerancias”. Ya he recibido cientos de cartas de personas que finalmente lograron adelgazar al eliminar de sus dietas el trigo. Otros han podido también dejar de tener indigestión, dolores de cabeza y hasta problemas con su tiroides desde que eliminaron el trigo de su dieta. Algunos investigadores han llegado a la conclusión que para la persona que es intolerante al gluten se le ocasiona daño a su glándula tiroides cuando lo consume.

Es que todos venimos de distintos orígenes hereditarios. Algunos de nuestros antepasados, que son los que determinan las características genéticas de nuestros cuerpos, eran cazadores y recolectores en vez de agricultores. Los cazadores y recolectores no cultivaban la tierra y no consumían el trigo por lo tanto sus cuerpos no se adaptaron a su consumo. El trigo es un tipo de hierba salvaje que fue domesticada y convertida en cultivo por nuestros antepasados más modernos los agricultores.

De todas maneras, si descubre que su cuerpo es intolerante al trigo todavía le quedan la mayoría de los otros alimentos que puede disfrutar. Lo que pasa es que si no lo descubre y resulta que su cuerpo es intolerante al gluten estará usted expuesto a fracasar en todos sus intentos de adelgazar si no se cuida del sabroso y tentador “pan nuestro de cada día”.

Frank Suárez, Especialista en Obesidad y Metabolismo

La compulsión por “bajar de peso”

pesa.jpg

Se calcula que en cualquier momento del año aproximadamente el 38% de todas las personas del país están haciendo algún tipo de dieta o programa de ejercicios para “bajar de peso”. Esto significa que más de 1 de cada 3 personas desea lograr una reducción de su peso corporal y está dispuesta a sacrificarse de alguna manera para lograrlo.

Lo triste es que la gran mayoría de ellos, como un 95% de estas personas, terminan abandonando sus esfuerzos y fracasan en sus intentos de dieta o ejercicios. Son muy pocos los que lo logran, y mucho menos los que lo pueden mantener. Debido a esto la obesidad y el sobrepeso han venido en aumento durante los últimos 40 años y hoy se han convertido en una “epidemia” porque afectan a la gran mayoría de nuestra población.

Mientras tanto los medios de publicidad nos bombardean a diario con las imágenes de modelos esqueléticas como símbolos de lo delgado que todos deberíamos de ser. Todo lo que vemos en la televisión y en la prensa nos indica que estamos “gordos” y que tenemos libras de más.

En mi experiencia muchas de las personas que se ponen a dieta fracasan solamente porque tienen una meta equivocada o una compulsión por “bajar de peso”. La general de que el problema es que tenemos demasiado peso es una creencia equivocada. El problema general no es que tengamos demasiado peso, el problema es que tenemos demasiada GRASA y eso es lo que nos clasifica como “gordos”, la grasa.

Hay una diferencia importante que debemos reconocer antes de ponernos a dieta para luego sentirnos fracasados porque no estamos “bajando de peso” como nos gustaría. La diferencia crucial está en saber fijar la meta correctamente. No es lo mismo “bajar de peso” que ADELGAZAR. Cuando el cuerpo “baja de peso” la pérdida puede ser de agua, músculo o grasa. La realidad es que lo único que nos interesa reducir es la GRASA. No queremos reducir el agua porque se nos deshidrata el cuerpo y se nos reduce el metabolismo lo cual eventualmente nos hará engordar. Tampoco queremos reducir los músculos del cuerpo porque si se reducen nuestra piel quedará flácida y con “pellejos”. Lo importante es reducir la GRASA. A eso se le llama “adelgazar” y eso es lo que realmente queremos lograr.

La gente tiene una compulsión con el peso de su cuerpo. Quieren, cueste lo que cueste, “baja de peso”. Pero se les olvida que el cuerpo está compuesto de muchas cosas: agua, huesos, músculos, carne y grasa. Lo único que realmente queremos reducir es la grasa porque es la grasa la que nos hace estar “gordos”. La grasa excesiva también es la que tapa nuestras arterias y produce los ataques al corazón y la alta presión. La grasa excesiva es la que causa la “resistencia a la insulina” a los diabéticos y les hace imposible controlar su diabetes. Es la grasa excesiva la que hace que muchas mujeres sean infértiles o que tengan una menstruación dolorosa e irregular. La grasa es una sustancia necesaria pero cuando se acumula de forma excesiva ocasiona un montón de problemas hormonales y de salud. Lo que queremos reducir es nuestro exceso de grasa. O sea, adelgazar.

El peso nunca ha sido una buena medida para saber cuánta grasa contiene el cuerpo. Esto es debido a que el cuerpo humano es por lo menos 65% agua y el agua pesa mucho más que la grasa. La grasa no es una sustancia pesada y es por esto que la gente gordita flota en el agua con mucha facilidad. La grasa es una sustancia muy liviana pero el problema es que es VOLUMINOSA. O sea, ocupa mucho espacio. Por eso, tratar de medir los resultados de una dieta o de un programa de ejercicios con una pesa o con una báscula es exponerse a fracasar. Lo que realmente debemos observar, si estamos adelgazando, es la talla de ropa. Observar la forma en que nos queda la ropa no falla porque nos dice con claridad si realmente estamos reduciendo la grasa del cuerpo o no.

suicidio.jpgPor otro lado, cuando nos ponemos la presión de estarnos pesando el cuerpo ello nos crea una ansiedad que aumenta los niveles de la hormona cortisol y eso no nos permite adelgazar.

El estrés continuo de estarse pesando cada día ayuda a sabotear el esfuerzo porque la hormona cortisol nos reduce el metabolismo, nos da hambre y nos hace engordar.

Si usted quiere hacer algo lógico y efectivo para adelgazar olvídese de la pesa. No pese su cuerpo más de 1 vez en semana y siempre tenga presente que el problema no es “estar pesado”. El problema verdadero es estar “gordo” y eso no se puede determinar bien con una báscula.

Observe los cambios en su talla de ropa. Si alguien le pregunta ¿cuántas libras has bajado? sólo contéstele “he reducido 2 tallas de ropa” (si es usted una mujer) o “mi cintura se ha reducido 4 pulgadas” (si es usted un hombre). Nunca le de demasiada importancia al peso de su cuerpo. Sí déle mucha importancia a poder ponerse esa ropa que tenía colgada en el ropero que ya no se podía poner porque le quedaba apretada.

Para colmo cuando una persona hace un régimen de ejercicios aumenta de peso. Pero este aumento de peso es algo bueno porque al hacer ejercicio a la persona le crece su masa muscular. Los músculos pesan 2 ½ veces más que la grasa. Si los músculos aumentan se reducirá la grasa del cuerpo y usted adelgazará. Aumentar la musculatura es algo bueno. He oído a un supuesto experto en nutrición decirle a su cliente que no haga ejercicio porque hacer ejercicio “le aumenta de peso”. Esto refleja la ignorancia del experto en nutrición sobre el cuerpo humano. La mejor forma de adelgazar es hacer la dieta correcta y acompañar el esfuerzo con una rutina de ejercicios.

Entonces, olvídese del peso. No es importante. Observe su talla de ropa o el tamaño de su cintura. Déle unas vacaciones a su pesa (báscula) y verá como usted adelgaza y aumenta su nivel de energía.

Frank Suárez, Especialista en Obesidad y Metabolismo

Si no duermes bien tampoco podrás adelgazar bien

sleep.jpg

Es curioso como todo lo que pasa en nuestro cuerpo está relacionado a todo lo otro que pasa en el cuerpo. Muchas personas que experimentan el problema de tener un “metabolismo lento” que les dificulta el bajar de peso también padecen de insomnio (dificultad para dormir). La realidad es que el sueño es vital al metabolismo y a la salud.

El cuerpo humano está en un constante proceso de construcción (nuevas células) y reparación de las células que han sufrido algún daño. Una parte de las células que constituyen al cuerpo va muriendo cada día mientras es reemplazado por nuevas células que se van creando. Digamos que es un constante “nacer” y “morir” de las células lo que mantiene la vida del cuerpo.

Cuando nosotros dormimos es el momento en el cual nuestro cuerpo repara las células que han sufrido algún daño. La realidad es que el cuerpo nunca “duerme” ya que siempre está trabajando en algo o de creación o de reparación interna. Nosotros sí “dormimos” porque descansamos del pensar y de la vigilancia y atención constante de nuestros sentidos sobre nuestro medio ambiente. Pero el cuerpo realmente nunca para de trabajar mientras mantiene en alerta a todo su sistema de defensa (el sistema inmune) por si acaso se detecta alguna amenaza (bacteria, parásito, virus, etc) que halla que atacar.

A las personas que padecen de insomnio, o aquellas que se despiertan repetidas veces por la noche porque tienen un sueño muy liviano, se les hace casi imposible adelgazar. Esto es así porque la falta de una calidad de sueño adecuada produce un estado estresante al cuerpo. Cuando el cuerpo está bajo estrés produce un exceso de la hormona del estrés que se llama cortisol y esa hormona es una hormona que acumula grasa (engorda) mientras poco a poco va destruyendo la musculatura (crea arrugas y piel flácida). Es por esto que cuando no dormimos bien amanecemos en un estado de crisis y con muy poca energía.

La hormona cortisol que produce el cuerpo cuando existe estrés es la misma sustancia que el medicamento llamado cortisona el cual muchas personas han observado que les engorda cuando su doctor se los receta y lo empiezan a utilizar. El cuerpo produce cortisol siempre que está bajo estrés físico o emocional.

Muchas veces el insomnio es causado por una condición de la glándula tiroides llamada hipotiroidismo. El hipotiroidismo desgraciadamente no siempre se detecta en los análisis de laboratorio porque existe lo que llaman un “hipotiroidismo subclínico” (que no se detecta en los análisis). Muchas personas padecen de problemas con su tiroides que les causan insomnio y obesidad y sin embargo no se les detecta la condición en los análisis de laboratorio.

Una forma de saber si el insomnio está siendo causado por problemas con la tiroides es tomándose la temperatura del cuerpo. El doctor Broda Barnes, un endocrinólogo (especialista en hormonas) descubrió que la temperatura del cuerpo refleja directamente cualquier problema con la tiroides aun en los casos en los cuales el problema no se refleja en los análisis de laboratorio. Se le llama “la prueba Barnes de la temperatura” y es algo que está listado hasta en el libro de referencia que utilizan los doctores en sus oficinas (libro llamado “PDR”).

Si usted no duerme bien y se le hace muy difícil bajar de peso usted puede aprender a tomarse la temperatura del cuerpo para detectar si es que su tiroides está afectada. Esta prueba la hace una persona en su casa con un termómetro y es gratis. Quizás por esto (es gratis y no deja dinero) no se ha hecho más aceptable entre muchos de los médicos. Generalmente nadie promueve aquellas cosas que no dejan dinero.

A veces me pongo a pensar, mientras observo las industrias relacionadas a la salud, que las personas saludables no son un buen negocio para estas industrias. Hay cantidad de buenos médicos allá afuera y cantidad de otros profesionales de la salud que desean ayudarnos. Pero, sospecho que para la industria farmacéutica y otras relacionadas a la salud el negocio es mantenernos ignorantes y enfermos. De esa manera continuamos consumiendo sus productos y servicios.

De todas maneras, nuestra única y verdadera arma de defensa es el CONOCIMIENTO. Si logramos entender los principios básicos que mejoran la salud y el metabolismo nunca tendremos que ser víctimas de nuestra ignorancia. Por eso escribí mi libro El Poder del Metabolismo donde explico, en palabras sencillas, cuales son los factores que determinan si dormimos bien, adelgazamos o logramos mejorar nuestra salud.

Frank Suárez, Especialista en Obesidad y Metabolismo

Los problemas de la tiroides y el fluoruro

pasta.jpg

Hay varios expertos que creen que la epidemia de hipotiroidismo (problemas con la tiroides) está siendo causada por el bombardeo de nuestras glándulas tiroides con químicos que consideramos “saludables”. Se calcula que aproximadamente el 40% de las mujeres padecen de hipotiroidismo y como el hipotiroidismo causa un “metabolismo lento” es casi seguro que esa es también la causa de nuestra creciente tasa de sobrepeso y de obesidad que ya alcanza al 65% de la población.

Desde los la década de los años 40 en Estados Unidos se viene añadiendo el químico llamado fluoruro al agua que consumimos y a las pastas de dientes. El propósito es evitar las caries dentales. Sin embargo, esta sustancia que se considera lo suficientemente inofensiva como para añadirle al agua y a las pastas de dientes se ha utilizado en el pasado como un poderoso medicamento para reducir la función de una glándula tiroides cuando tiene un exceso de actividad. O sea, por muchos años los médicos recetaban fluoruro para suprimir la función de la tiroides cuando la tiroides estaba produciendo demasiada hormona tiroidal como en el caso de las personas con hipertiroidismo (tiroides demasiado activa). Es por esto que se sabe que el fluoruro suprime la función de la glándula tiroides y reduce el metabolismo.

Todo lo que reduzca la función de la tiroides reduce el metabolismo y hace que las personas engorden debido a un “metabolismo lento”. Se sabe que las personas con hipotiroidismo tienen una gran dificultad para adelgazar porque la poca producción hormonal de su glándula tiroides les hace aumentar de peso. El hipotiroidismo además causa depresión, caída del pelo, insomnio, cansancio continuo, estreñimiento, debilidad, acumulación de líquidos, alto colesterol y hasta pérdida de interés en el sexo.

Las pastas de dientes, en su gran mayoría, contienen fluoruro y la Asociación Dental Americana recomienda estas pastas de dientes por el efecto anti-caries que el fluoruro supuestamente tiene. La realidad es que los estudios que se hicieron sobre los efectos del fluoruro sobre las caries se hicieron con fluoruro de sodio de calidad farmacéutica que no es el tipo ni la calidad de fluoruro que se utiliza hoy en día para añadirle al agua y a las pastas de dientes.

El 2 de julio de 1997 la unión laboral NFFE (National Treasury Employees Union, Capítulo 280) que agrupaba a más de 1,500 científicos, ingenieros, abogados y trabajadores profesionales de la EPA (Environmental Protection Agency) hizo un pronunciamiento oficial en contra del fluoruro porque existía evidencia que ligaba el uso de fluoruro a la incidencia de cáncer y otras enfermedades incluyendo las enfermedades de la tiroides. No se hizo nada al respecto.

Sepa usted que solamente el 2% de Europa utiliza fluoruro en su abasto de agua y que no es costumbre incluir el fluoruro en las pastas de dientes en ese continente. Menos del 5% de la población mundial bebe agua con fluoruro. Es una costumbre muy americana y no hay que dudar que los grandes intereses económicos están detrás de ella. En Estados Unidos muchas veces lo que manda es el señor dinero.

Se ha documentado que uno de los primeros casos de añadirle fluoruro en el agua de beber fue una técnica utilizada por los Nazis en los campamentos de prisioneros de Alemania para llevar a los prisioneros a una “sumisión calmada”.

Si usted padece de una condición de hipotiroidismo o si siente que su metabolismo es demasiado lento le recomiendo que evite las pastas de dientes con fluoruro aunque tenga que pasar un poco más de trabajo de buscar una pasta sin fluoruro en su tienda local de productos naturales. El agua que no sea embotellada o filtrada no se la recomiendo tampoco por el contenido de fluoruro.

Esta semana fui a mi dentista (no es mi sitio favorito) y después de una buena limpieza que me hicieron me pasaron a otro cuarto donde el dentista me iba a inspeccionar la encía. Observé que la asistente de mi dentista tenía un pequeño frasco con un líquido azul en la mano y cuando se acercó a mi me dijo “le voy a poner el fluouro para sellar el esmalte de los dientes y evitar las caries”. La miré con un poco de terror y le dije “no deseo el fluoruro, gracias”. Ella me insistió en que lo usara. Le pregunté si ella tenía que usar guantes especiales para poderme poner el fluoruro. Me dijo “sí”. Le pregunté: ¿por qué tienes que utilizar guantes para ponérmelo? Sin pensarlo mucho me dijo “es tóxico el fluoruro” Le dije “esa es la misma razón por la cual no quiero que me pongas fluoruro en la boca, es tóxico”. Hubo un momento de silencio y ella me pidió una explicación. Le expliqué que yo trabajaba con gente obesa y que el fluoruro hacía daño a la tiroides lo cual hacia a la gente, entre otros problemas, engordar. Con la voz bien bajita me dijo “yo estoy gorda, ¿podría usted enviarme la información sobre esto sin que el dentista se entere? Fue un incidente muy interesante.

Frank Suárez
Especialista en Obesidad y Metabolismo

Los tóxicos y la desintoxicación del cuerpo

toxicos.jpg

Según las estadísticas nacionales el problema del sobrepeso y la obesidad viene en aumento. Por otro lado, y aunque contamos con nuevos medicamentos de última tecnología, también ha venido en aumento la incidencia de las enfermedades catastróficas como lo son el cáncer y otras enfermedades del sistema inmune como esclerosis múltiple y lupus. En fin, tenemos mejor ciencia disponible para combatir las enfermedades pero todo indica que cada vez estamos más obesos y más enfermos con mayor dependencia de los medicamentos recetados. ¿Qué está pasando?

Algunos investigadores de prestigio internacional, y mis propias observaciones después de haber ayudado a más de 10,000 a bajar de peso, indican que puede haber una causa oculta: los tóxicos que estamos acumulando en el cuerpo. Más de 10 años de haber observado la dificultad de algunas personas para bajar de peso me han hecho comprobar que los tóxicos que se acumulan en el cuerpo reducen el metabolismo y ocasionan el llamado “metabolismo lento”. El “metabolismo lento” es una causa principal de obesidad y la obesidad a su vez está relacionada a las enfermedades catastróficas. El problema es grande. El 65% de nuestra población está en sobrepeso y en los niños de 5-11 años ya el porcentaje es un alarmante 19% cuando que hace 2 décadas eran sólo el 4% de los niños de esa edad tenían sobrepeso.

Desde el 1972 se sabe que el cuerpo humano acumula las sustancias tóxicas en la grasa. De hecho, cuando se sospecha que alguien ha sido envenenado maliciosamente el médico que hace la autopsia recolecta muestras de la grasa del cuerpo para analizarla y poder encontrar en ella algún veneno que la persona haya ingerido. Es en la grasa del cuerpo donde se acumulan las sustancias que el cuerpo trata como tóxicas: colorantes, preservativos, metales pesados (mercurio, plomo), insecticidas, hierbicidas y solventes. Se estima que el ser humano ha creado más de 40,000 compuestos químicos que son tóxicos para el cuerpo.

Como si esto fuera poco existen organismos parasíticos dentro del cuerpo que también crean sus propios tóxicos. Organismos como el hongo candida albicans que todos los humanos tenemos y que ya se ha descubierto que crea 78 tóxicos distintos dentro del cuerpo. Las personas obesas muchas veces padecen de un desesperante picor en la piel que les ataca más de noche que de día. Este picor es uno de los síntomas de una infección con este hongo. Puede usted ver más información sobre esto en este enlace y verá que es una de las causas principales de la epidemia de obesidad.

Como los tóxicos se acumulan casi exclusivamente en la grasa la única solución es adelgazar. Al romperse el tejido graso se liberan los tóxicos y si uno se asegura de consumir suficiente agua durante el proceso de adelgazar se logra que estos tóxicos abandonen el cuerpo a través de la orina. Es por esto que muchas de las personas que están adelgazando empiezan a observar que se le reducen las alergias, las migrañas y hasta la sinusitis. Cuando los tóxicos se van del cuerpo la salud y la energía regresan.

Una forma de desintoxicar el cuerpo es la de hacer una dieta baja en carbohidratos refinados (arroz, pan, harina, dulces, chocolates, azúcar) como la “Dieta 2×1” que recomiendo en mi libro El Poder del Metabolismo. Si esto se acompaña con un alto consumo de agua (no refrescos de dieta, ni jugos) los resultados no tardarán en notarse. El efecto de este tipo de dieta y el alto consumo de agua es un efecto de “detox” en el cual el cuerpo empieza a romper las grasas y de esa forme se eliminan los tóxicos alojados en ella. El ejercicio también ayuda a eliminar tóxicos del cuerpo.

Existen también hierbas naturales como el adaptógeno Rhododendrum Caucasicum que contiene el suplemento Relax Slim que ayudan a desintoxicar el cuerpo sacando los metales pesados (mercurio, plomo) y otros venenos del cuerpo.
El efecto desintoxicante que tiene el reducir la grasa del cuerpo y los tóxicos que en ella se acumulan es lo que explica el hecho de que todas las personas que adelgazan también experimentan una reducción o una eliminación total de sus alergias, dolores menstruales, migrañas y sinusitis. Cuando el cuerpo elimina grasa se desintoxica y eso mejora grandemente la salud además de la figura.

Frank Suárez
Especialista en Obesidad y Metabolismo

Los beneficios del aceite de coco orgánico

coco.jpg

Por muchos años se nos hizo entender que el aceite de coco, que es una grasa saturada, era malo para nuestra salud. Para el año 1985 hubo una campaña nacional en contra de las grasas saturadas y el aceite de coco fue una de sus víctimas. El resultado de esa campaña logró que se eliminara totalmente el aceite de coco de nuestra dieta y de los productos que lo contenían. El aceite que logró capturar el mercado que tenía el aceite de coco lo fue el aceite de soya (soy oil) que supuestamente era más saludable.

Unos 20 años después finalmente se supo la verdad. El aceite de coco está compuesto de unas grasas saturadas llamadas “triglicéridos de cadena media” (medium chain triglycerides en inglés) que no son nada iguales a las otras grasas saturadas como la grasa de cerdo. En efecto son extremadamente beneficiosas para la salud y al metabolismo.

Para bajar de peso rápidamente pocas sustancias naturales ayudan tanto como el aceite de coco orgánico. El aceite de coco orgánico es además funguicida (mata hongos), bactericida (mata bacterias) e inclusive reduce las infecciones con el virus herpes. Es un aceite que desintoxica el cuerpo y mejora grandemente la piel.

Para las personas con hipotiroidismo, el uso del aceite de coco ha sido una bendición. Este aceite sube la temperatura del cuerpo de forma tan notable que se puede medir el aumento con un termómetro. Las personas con hipotiroidismo tienen el cuerpo frío. Está frío porque el hipotiroidismo ocasiona en “metabolismo lento”. Mientras más lento sea un metabolismo más frío estará el cuerpo.

Por años estuve buscando un suplemento natural que realmente hiciera la diferencia para poder ayudar a las personas con hipotiroidismo. Nunca he visto nada tan efectivo como el uso del aceite de coco para calentar el cuerpo y levantar el metabolismo. Hasta las personas con hipotiroidismo logran bajar de peso cuando utilizan una dosis diaria de aceite de coco.

Al desarrollar la línea de productos RelaxSlim estuvimos buscando alguna manera de mejorar aun más las cualidades del aceite de coco orgánico. Después de mucha búsqueda y bastante experimentación finalmente vimos que el aceite de coco orgánico se podía mejorar si se mezclaba con el suplemento japonés llamado “CoQ10”. El CoQ10 ha sido usado hasta para combatir el cáncer. El suplemento CoQ10 es una “co-enzima” que aumenta el abasto de oxígeno a las células y de esa forma aumenta el metabolismo y la energía del cuerpo. De hecho, cuando uno consume un suplemento de CoQ10 puede notar que hasta su memoria (habilidad de recordar) mejora notablemente. Es que el CoQ10 aumenta la energía en todas las células del cuerpo, incluyendo las células del cerebro.

A la mezcla especial de aceite de coco orgánico con CoQ10 le llamamos COCO-10 PLUS. Es un aceite que generalmente se mezcla dentro de una batida de proteínas pero también puede ser usado ingiriéndolo por cucharadas porque en realidad no tiene ningún sabor y no sabe ni a coco ni a nada. Este producto aumenta el metabolismo mientras desintoxica el cuerpo y por eso la dosis hay que irla aumentando de poquito en poquito para evitar que la desintoxicación nos sea desagradable.

Hay varios libros escritos sobre las propiedades del aceite de coco orgánico. En mi opinión, el mejor de ellos es el libro titulado “The Coconut Oil Miracle” escrito por el doctor naturista Bruce Fife.

Para saber más sobre el COCO-10 PLUS de RelaxSlim puede “ utilizar este enlace”. El aceite de coco orgánico lo pueden utilizar sin problemas los niños, los diabéticos y hasta las personas de edad avanzada. Para cualquier persona que desee adelgazar o tener más energía el COCO-10 PLUS con su mezcla de aceite de coco orgánico y CoQ10 es una verdadera bendición.

Naturalmente, para ver buenos resultados el COCO-10 PLUS debe acompañarse con una dieta correcta para rebajar como la “Dieta 2×1” y entonces los resultados no se harán esperar.

Frank Suárez –Especialista en Obesidad y Metabolismo

El alcohol no engorda, pero…..

Alcohol no engorda, pero…

Bueno, la navidad es para disfrutarse. Es época de celebración, buena compañía y comida típica navideña.

Aunque para muchos no es la mejor época para hacer dieta o para rebajar para otros de nosotros es importante poder conservar la figura y no permitir que la navidad nos añada más libras de grasa de la cuenta.

Con la fiesta navideña también se acostumbra el “darnos el trago” ingiriendo alguna que otra bebida con alcohol. Es parte de la celebración. Por eso es bueno que ustedes sepan que el alcohol no engorda. Sí, técnicamente hablando el alcohol no engorda.  Fíjense que la gran mayoría de los alcohólicos son gente delgada.

Lo que realmente pasa cuando ingerimos alcohol es que no podemos adelgazar. El alcohol destruye la enzima lipasa que es la enzima que el cuerpo utiliza para romper la grasa. Sin lipasa no se puede adelgazar. O sea, cuando ingerimos alcohol simplemente no podremos bajar de peso porque se habrá destruido la lipasa que es la que nos rompe la grasa. El efecto del alcohol dura por lo menos 24 horas y eso quiere decir que por las próximas 24 horas después de ingerir alcohol no podremos reducir la grasa de nuestro cuerpo. O sea, que el alcohol no engorda pero tampoco nos permite adelgazar.

Hay algo que el alcohol causa que sí nos engorda. El alcohol deshidrata al cuerpo. O sea, le saca el agua. Fíjense en la cantidad de veces que las personas que están en una barra tienen que ir al baño a orinar. El alcohol deshidrata.

Todo lo que reduzca la hidratación del cuerpo reducirá nuestro metabolismo. Todo lo que reduzca nuestro metabolismo creará una tendencia a engordar. De esta forma, a través de la deshidratación que produce, el alcohol sí contribuye a engordarnos. Es por esto que las personas que tratan de adelgazar mientras siguén consumiendo alcohol a diario nunca lo logran.

Si de todas maneras usted se va a dar el trago de alcohol y desea que ello no le reduzca demasiado el metabolismo la solución es hidratarse antes y despuésde la fiesta. O sea, usted se toma por lo menos una botella de 16 onzas de agua antes de beber y otra botella de agua al terminar de beber. De esta manera usted reduce el daño que le hace el alcohol a su cuerpo porque protege la hidratación.

Así que si va a fiestar y va a beber alcohol prepárese adecuadamente tomando mucha agua antes y después. ¡Que disfrute!



Hit Counter

¡Los problemas de pareja le engordan!

Pareja enojada

Algunos piensan que todo el que está sobrepeso es solamente porque consume demasiada comida. ¡Nada más lejos de la verdad! Hasta tener problemas matrimoniales o de pareja le engordan.

La realidad es que nuestro cuerpo es controlado por la mente. Es principalmente a nivel mental que nosotros experimentamos el estrés que nos causa la vida. Como la mente controla al cuerpo aquello que nos afecta mentalmente termina por afectar al cuerpo. Ya se descubrió que el estrés engorda. El mecanismo exacto de cómo el estrés nos engorda está basado en la reacción hormonal que tiene nuestro cuerpo cuando nosotros experimentamos estrés. Cuando tenemos estrés nuestro cuerpo produce un exceso de la hormona llamada cortisol que es una hormona que engorda porque obliga al cuerpo a acumular grasa. De hecho, esta hormona además de engordarnos nos causa más hambre. Experimentar mucho estrés produce mucho cortisol y el mucho cortisol acumulará grasa muy en especial en nuestro abdomen (barriga) y en las caderas. La gente que sufre de mucho estrés siempre engordan en el abdomen de forma más notable que en las otras partes de su cuerpo.

Recientemente observé a mi amigo Juan C. quién venía luchando con su peso y con reducir su cintura por muchos meses y sin tener éxito. Juan C. se había forzado a hacer una dieta baja en carbohidratos, tomar mucha agua, tomar vitaminas e inclusive estaba asistiendo a un gimnasio 3 o 4 veces por semana. Sin embargo, Juan C. simplemente seguía engordando y se quejaba de que su ropa cada vez le quedaba más y más apretada. Era algo ilógico porque Juan C. estaba haciendo todo lo correcto: dieta y ejercicio. Nada parecía funcionar y Juan C. ya se mostraba medio deprimido y apático con su meta de poder adelgazar.

Transcurrieron como 2 meses sin resultados. Era desesperante lo que Juan C. estaba experimentando, mucho esfuerzo de dietas y ejercicios y ningún resultado. Un día entró a mi oficina para hablarme de un asunto distinto, los problemas con su pareja. Se le sentía agitado mientras me explicaba su frustración con la relación. Después de un rato de conversación Juan C. llegó a la conclusión de que esa relación no tenía futuro y que debía terminarla. Por un instante lo observé mucho más seguro de si mismo y de lo correcto de la decisión de terminar la relación y salir del sufrimiento que la misma le causaba.

Poco más de 2 semanas después Juan C. regresó a mi oficina, se subió la camisa y me dijo “mire como he bajado de peso”. La verdad es que quedé impresionado. Me estaba enseñando una cintura como 2 o 3 pulgadas más pequeña y realmente se le notaba que había bajado una gran cantidad de grasa.

Le pregunté ¿cómo lo lograste?. Con una amplia sonrisa me dijo “terminé con mi relación que era una pesadilla y desde entonces he bajado de peso sin mucho esfuerzo”. Me dijo “estoy tranquilo, tengo mi propio apartamento y me encanta estar en él”. Me continuó diciendo “¡Don Frank, era el estrés, no me dejaba bajar de peso!”.

En mi libro “El Poder del Metabolismo” dediqué un capítulo al tema de cómo el estrés nos engorda. Pero, admito que nunca había visto un caso tan obvio como el de mi amigo Juan C.

Así que tener la pareja incorrecta, con las discusiones y conflictos de pareja que ello trae, puede que no añada calorías a nuestra dieta. Pero, definitivamente engorda. Si no me creen pregúntenle a Juan C.



Hit Counter