alta.jpg

Flacos con alta presión (hipertensión)

Los cuerpos humanos son increíblemente diestros en su esfuerzo por tratar de SOBREVIVIR. Podemos abusar de nuestro cuerpo por muchos años antes de que el cuerpo empiece a quejarse con distintos síntomas o enfermedades. O sea, el cuerpo humano está diseñado para SOBREVIVIR.

Estamos acostumbrados a la idea de que generalmente el que tiene un cuerpo gordo padece de un montón de problemas de salud. Entre ellos la hipertensión. Hay 3 causas principales a la hipertensión: exceso de grasa, estrés constante y daño estructural a las arterias y capilares. La alta presión es lo que el cuerpo se ve forzado a hacer para RESOLVER UN PROBLEMA que su dueño le ha creado. El propósito de la alta presión parece ser el “empujar con mayor fuerza los nutrientes y el oxígeno” para que las células no sigan muriendo por falta de nutrientes y oxígeno.

Cuando un cuerpo está gordo la obstrucción principal es la grasa y eso fuerza al cuerpo a “empujar más duro” (hipertensión) para que su sangre pueda pasar por los conductos más angostos y llenos de grasa. Cuando la persona padece de estrés continuo la intención del cuerpo es la misma, “empujar más duro” para que las células puedan obtener más nutrientes y oxígeno para combatir el “peligro” que anuncia o representa el estrés. Cuando la persona es uno de esos “flacos”, pero de los que tiene una nutrición pésima, el cuerpo fabrica células defectuosas a falta de buenos materiales para construirlas. El resultado es “daño estructural”. El “daño estructural” le pasa mucho a los “flacos”. Es una combinación de mucho estrés (el estrés produce la hormona cortisol que destruye las células) y mala alimentación lo cual produce capilares, arterias y células débiles que se rompen con demasiada facilidad.

Las células débiles y que están mal hechas, debido a las deficiencias nutricionales (vitaminas, minerales, aceites esenciales, etc.), debilitan los órganos que ellas forman. Si las células están débiles los tejidos que ellas forman también lo estarán. Por ejemplo, una “trombosis” es un cuágulo de sangre que se puede formar en el cerebro cuando los capilares del cerebro se rompen y dejan salir la sangre lo cual causa una obstrucción que corta el oxígeno y mata células del cerebro. Esto pasa debido a que las paredes de las células están débiles o “defectuosas”. Si combina usted esto con mucho estrés tendrá la fórmula para causar una crisis de salud.

Los “flacos” no están exentos de mantener la buena nutrición para mantener la salud. Si el que es “flaco” abusa demasiado de su cuerpo llegará algún momento en el que le venga un problema de salud. Inclusive existe lo que llaman “obesidad metabólica” que quiere decir que la persona tiene TODOS los malos indicadores de la obesidad (hipertensión, exceso de glucosa en la sangre, exceso de colesterol) y sin embargo su cuerpo se resiste a acumular grasa y permanece “flaco”. O sea, es como ser “gordo por dentro” y “flaco por fuera”.

Es verdad que las personas obesas logran bajar la presión arterial cuando bajan de peso porque en el caso de los que están sobrepeso la causa principal de su hipertensión es su exceso de grasa. Pero, los “flacos” también pueden padecer de alta presión y hasta morir de ello si no cuidan su dieta y controlan el estrés de vida.

Frank Suárez –Especialista en Obesidad y Metabolismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *